boiling point

7
10:35 p.m.

Un pequeño homenaje al gran Takeshi Kitano, director (entre sus muchas otras tantas facetas artísticas) que, como ningún otro, ha sabido hacer de la violencia y la ferocidad de los yakuza y los ronin, poesía pura.

About the author

Discípulo de sí mismo, amigo de unos pocos, conocido de casi nadie. Autor de El intruso, Ilión (novela fracasada), uno o dos poemas apenas leídos y algún que otro ensayo que todavía no sabe cómo comenzar.

7 hay que todavía piden sangre:

Lucia dijo...

saliendo del anonimato...

Anónimo dijo...

como homenaje trunco a alguien que aun no he conocido, me permito redimensionarme en cualquier materia del universo, y sin rendir ya exámenes, aludo a la cuestión: en qué anda, viejo? acaso alguna vez usted, nosotros todos existimos? si hay detritus de su naturaleza busque en la ruta de los conejos blancos, aun pisoteados y desbordados de sangre, yo por acá sobremuero, mas todavía quedan estertores que tal vez nos llegaren a comunicar.. Espero contactos.. Hay una frase que nos resta por expresar

marcelo

Anónimo dijo...

como homenaje trunco a alguien que aun no he conocido, me permito redimensionarme en cualquier materia del universo, y sin rendir ya exámenes, aludo a la cuestión: en qué anda, viejo? acaso alguna vez usted, nosotros todos existimos? si hay detritus de su naturaleza busque en la ruta de los conejos blancos, aun pisoteados y desbordados de sangre, yo por acá sobremuero, mas todavía quedan estertores que tal vez nos llegaren a comunicar.. Espero contactos.. Hay una frase que nos resta por expresar

marcelo

David Yazo dijo...

conocí a kitano por zatoichi, desde allí me volví fanático de él. un saludo adriano... su fiel compañero de averno.

david

David Yazo dijo...

Compañero de averno, en mis excesos de juventud he cometido muchas accciones, igual aquí le dejo otra incicativa que forjé para que me la destruya con sus valiosas críticas.

http://chambon.wordpress.com/

un saludo

David Yazo

Palbo dijo...

Soplo el polvo que se ha posado sobre este blog abandonado para devolver la gentileza y saludar por el mismo medio a quien gratuitamente y sin ninguna necesidad espolvoreó brillo en mi humilde (y aún escondido, anonimo y vergonzoso) blog.
Espero dar inicio así a un intercambio epistolar de la nueva generación, o algo por el estilo.
Salud.