ripios

1
10:57 p.m.
Si algo aprendí de la filosofía es que el mundo no se resuelve en lo cósmico sino en lo insignificante. Incapaces como somos de nombrar lo descomunal, lo aludimos mediante las sobras. Las grandes palabras componen, sin dudas, sumas teológicas. Pero solamente las ruinas entretejen lo místico.

About the author

Discípulo de sí mismo, amigo de unos pocos, conocido de casi nadie. Autor de El intruso, Ilión (novela fracasada), uno o dos poemas apenas leídos y algún que otro ensayo que todavía no sabe cómo comenzar.

1 hay que todavía piden sangre:

Flavio dijo...

La verdad que del género literario sé poco y nada... Pero que Ud. (y con mayúscula lo escribo) es un GRANDE!!! no caben dudas. Un gusto haberlo conocido finalmente...

Adriano, un groso... (y eso que no soy de regalar cumplidos)