pathos

3
10:04 p.m.
No hay ser ninguno ya que nada está consumado. Tampoco hay nada ya que es esto lo que hay. Lo que hay en consecuencia es un tremendo cúmulo de abortos.
Lo único verdaderamente perfecto es lo que se interrumpe. Aquello que irrumpe y crece no hace más que abundar en lo vano. Contribuye por lo tanto a multiplicar las sobras.
No hay enigma en esto. Lo que hay es simplemente el rostro que aparta la mirada llena de estupor.

About the author

Discípulo de sí mismo, amigo de unos pocos, conocido de casi nadie. Autor de El intruso, Ilión (novela fracasada), uno o dos poemas apenas leídos y algún que otro ensayo que todavía no sabe cómo comenzar.

3 hay que todavía piden sangre:

Andrea dijo...

"No hay enigma en esto. Lo que hay es simplemente el rostro que aparta la mirada llena de estupor".

SUELE SUCEDER!!!
SALUDOS
ANDREA

Andrea dijo...

HOLA ADRIANO:comparto absolutamente que existe mucha sabiduría en terrenos como la religión y la filosofía y que estos dos grandes temas sobrepasan con creces a la ciencia, sin embargo, soy una busquilla de todos los temas que se me ocurren, así que prefiero indagar en todos, aunque debo reconocer que la constante búsqueda por una religión propia libre de todo dogma, es un tema que me ha desgastado durante años, pero en fin, me apasiona, por ende, no lo abandonaría nunca, al menos creo que me voy a seguir dedicando a construir mi propia religión con el enriquecimiento interno que me entregue la experiencia...
y sí... he leído a Pizarnik, Santa Teresa, y me parecen fantásticas..gracias a tí por IR A MI BLOG...y por tu aporte...saludos.

marcelo dijo...

usted sabe, mis estados de ausencia, bueno por estos tiempos acusan y con razón: he olvidado entre todo aquello que acaso debí, o que no tuve más salida que, he olvidado algunas cosas como saludar su retorno, como conversar con sus escritos, como invitarlo a reinaugurar estos nuestros infiernos: Y qué más, acaso advertir mi presencia en la Furia, con (des)ánimos de.
Hasta eso me ha ya olvidado.
ahí nos ven, viejo.