eudaimonía

2
5:44 p.m.

 

Estoy en los últimos capítulos de Hard-boiled Wonderland and the End of the World de Murakami. Es un libro extraordinario. Hacía tiempo que no me apasionaba tanto con una novela. 

Para ser más precisos, la última vez que me sentí tan cautivado fue con Bartleby y Cía. a principios de 2008. Y, un poco más atrás, en octubre de 2004 o de 2005, recuerdo haberme devorado el Ensayo sobre la ceguera en menos de una semana.

Momentos como estos son escasos. Creo que son lo más cercano a eso que algunos llaman felicidad.


About the author

Discípulo de sí mismo, amigo de unos pocos, conocido de casi nadie. Autor de El intruso, Ilión (novela fracasada), uno o dos poemas apenas leídos y algún que otro ensayo que todavía no sabe cómo comenzar.

2 hay que todavía piden sangre:

Diego dijo...

A raíz de este post me leí Bartebly: una maravilla, ciertamente. También, sean las casualidades, a un amigo le regalaron ese mismo libro con el agregado de tres ensayos escritos por Deleuze, Agamben y José Luis Pardo. Tiene buena pinta.

Y ya que estoy por acá, le deseo unas felices fiestas.
Saludos!

Adriano dijo...

Ese texto maravilloso de Melville sirvió de inspiración a Vila-Matas para escribir una novela sobre escritores que no escriben y que llamó "Bartleby y Cía" en honor a este renegado de no se sabe muy bien qué.
Le retribuyo el saludo y espero que haya pasado muy bien la Navidad.